Para mí, personalmente, el político borracho ocasional es más comprensivo que los desintoxicantes de políticas, un ejemplo del escalofriante ejemplo de Adolf Hitler ‘| El columnista Jean-Pierre Ravi

Para mí, personalmente, el político borracho ocasional es más comprensivo que los desintoxicantes de políticas, un ejemplo del escalofriante ejemplo de Adolf Hitler ‘|  El columnista Jean-Pierre Ravi

Jean-Pierre Ravi. Foto: Marcel Jurian de Zhang

Según la jovencita que pasa a continuación, no debería mostrar la reacción a continuación hasta que creemos un nuevo gabinete, pero parece que nadie que viva ahora lo disfrutará, así que ignoraré su brillante consejo y compartiré algunos pensamientos con ustedes.

En algún momento durante la creación, algunos miembros de D66 acusaron a Johan Remx de beber demasiado en ocasiones. Ahora nunca he visto a Remkes intoxicado, pero no lo escupió, lo que no es tolerado por su embajador de varios años con GeneverGenuShop.

La política y la bebida no se han considerado incompatibles en el pasado. Tengo que recordar a Winston Churchill comiendo champán y whisky todo el día, pero mostró un trabajo duro inimaginable y se hizo muy viejo.

No así en el caso de nuestro abuelo paterno a quien dispararon en 1584 cuando salía del comedor después del almuerzo. Cayendo, todavía le habría suplicado al Señor que tuviera misericordia de su alma y de esta pobre gente en una frase en francés. Mucho se ha hablado de estas “últimas palabras de paz”; Así que los médicos especularon que sus heridas no le servirían de nada, pero el comentario más notable fue el del cardenal Cranwell, quien dijo que después del almuerzo William siempre estaba borracho y no podía decir una palabra.

Ahora bien, el consumo de agua del siglo XVI no está exento de riesgos, pero en nuestra opinión, a veces es exagerado. Los príncipes alemanes se arrodillaron ante Carlos V y no pudieron volver a levantarse. Nadie se sorprendió.

READ  DierenPark Amersfoort 3FM Action recauda dinero para una demanda seria

El nacimiento del Gabinete Den Will (que a menudo escuchaba en aquellos días: el primer Gabinete Den Will) fue muy divertido. Los nombres de los mejores bebedores como Vredeling y Gruyters perduran. Este último (un miembro de D66) también tenía un café.

Para mí, personalmente, el político borracho ocasional es más comprensivo que los desintoxicantes de políticas, Adolf Hitler es un ejemplo muy espeluznante. El presidente ruso, Boris Yeltsin, dijo durante su visita a Estados Unidos que el único estadounidense que conocía bien era Johnny Walker, que me gustaba mucho. Stalin, en cambio, mantuvo intoxicado su entorno, mientras que al mismo tiempo vertía agua de una botella de vodka transparente, perro cobarde.

Fur nombró a Harold Wilson Secretario de Relaciones Exteriores británico bajo George Brown, quien a menudo parecía inelegible en público, y los medios de comunicación utilizaron una retórica malvada. Fatiga y emoción Por monedas.

En una reunión oficial en América del Sur, se le pidió a un hombre atractivo con un vestido rojo que bailara: “No bailé con usted, Sr. Brown. Por tres razones. Primero, creo que está borracho. Además, la orquesta lo hace no toco un vals, sino el himno nacional peruano. Se espera que presten atención a eso, y en tercer lugar, soy el Cardenal Arzobispo de Lima “.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

Info Paysandu | Portal Digital